A pesar de advertencias varios municipios hicieron carnavales3 min read

Autoridades seccionales y secretaría de salud advirtieron de la creciente ola de contagios de Covid19 en el departamento pero alcaldes no hicieron caso.

24

Luego de las recomendaciones hechas por las autoridades sanitarias del departamento del Cauca sobre el creciente contagio de Covid19 y la inminente presencia de la variante Omicron en esta sección del país, alcaldes se dividieron entre la realización o no de los tradicionales Carnavales de Negros y Blancos en sus municipios.

El primero en anunciar la cancelación de esas festividades en su municipio este fin de semana fue el Alcalde del municipio de Piendamó Víctor Hugo Franco, quien aseguró que teniendo en cuenta los bajos niveles de vacunación en el municipio que llegan sólo al 43 por ciento y el crecimiento de contagios de  Covid19 con su equipo de gobierno se tomó la decisión de cancelar toda la programación. El mandatario indicó que habrá mucho tiempo para divertirse pero ahora lo más importante es cuidar la salud de los piendamoneños.

Igual decisión tomó la Alcaldesa de Santander de Quilichao Lucy Amparo Guzmán, quien canceló esas festividades de comienzo de año y además adoptó medidas transitorias durante el fin de semana como toque de queda en toda la población.

Otro municipio que canceló, fue el municipio de Silvia, dónde Mamá Mercedes Tunubalá, Alcaldesa, tomo la decisión de cancelar, tal vez, uno de los Carnavales de Negros y Blancos más tradicionales del departamento del Cauca. Para ella la preocupación radica en que toda la población de Silvia es indígena y por creencia y convicción ancestral no están de acuerdo con aplicarse las vacunas contra el virus, porque aseguran que para eso tienen su propia medicina tradicional.

Como ellos los Alcaldes de El Tambo, de Timbío, De Balboa, de Morales, Almaguer, entre otros tomaron igual decisión y consideran que primero el bienestar de los habitantes de sus municipios.

Pero en otras regiones, especialmente del sur del departamento, los alcaldes decidieron realizar los carnavales a pesar que desde el 30 de diciembre la Secretaría de Salud Departamental emitió una circular dónde se advierte de la situación sanitaria en el departamento se confirma la llegada del Omicron y se pide adoptar medidas para contrarrestar el altísimo nivel de contagio en el departamento.

En Argelia, población además afectada por la violencia, criminalidad, accionar de grupos armados organizados residuales y el narcotráfico, el Alcalde Jonathan Patiño realizó los carnavales con programación durante todo el fin de semana y puente festivo. Igual ocurrió con los municipios de Bolívar, Florencia, Sucre, Patía, Rosas, dónde avanza la programación en medio de gran afluencia de público, agua, talcos, carioca y  baile.

La situación en materia sanitaria la anticipó el Secretario de Salud del municipio de Popayán, Oscar Ospina Quintero, quien dijo que luego de las fiestas, comienza a llegar a centros asistenciales de la capital, gran cantidad de infectados solicitando atención médica y lo más preocupante es que hoy por ejemplo, el Hospital  Universitario San José, está llegando al tope de su capacidad en camas UCI.

Desde Bogotá se conoció que la Procuradora General de la Nación Margarita Cabello pidió explicación a 52 mandatarios locales en el país, de porque avalaron la realización de fiestas en sus municipios durante los primeros días de enero, teniendo en cuenta la situación sanitaria en el país.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer Mas