Hostigamiento a Belalcázar puso en riesgo a población civil2 min read

18

Momentos de pánico vivieron los habitantes de la población de Belalcázar, cabecera municipal de Páez, por el hostigamiento de un grupo armado contra las unidades de la policía ubicadas en el cuartel de la institución en esta localidad del oriente del departamento del Cauca.

El ataque se produjo en  momentos que la comunidad participaba de un bingo social, organizado por la gestora del municipio, con el propósito de conseguir recursos para obras sociales en esta población.

Se estima que más de dos mil personas se encontraban participando de esta actividad en la plaza principal de la localidad, dónde por espacio de varias horas disfrutaron el bingo y además de la presentación de artistas y grupos musicales.

La tranquilidad y la diversión fue interrumpida cuando llegaba la noche y luego de varias horas del bingo, se escucharon disparos y ráfagas de fusil que generaron pánico entre la comunidad que intento refugiarse en locales y viviendas de los alrededores del parque principal.

Ante la gran cantidad de personas y en una rápida acción del cuerpo de bomberos de la localidad, se coordinó por parte del personas voluntario, el desplazamiento de las personas, por eso fue viral en las redes sociales, un video dónde con megáfono en mano, uno de los miembros del organismo, pide calma a la gente que se encontraba en la plaza principal, haciendo un llamado para que quienes tenías elementos como camisas y trapos blancos los levantarán para pedier respecto por la población civil y para indicarle a los ciudadanos que se mantuvieran agachados para evitar ser alcanzados por las balas.

El alcalde del municipio de Páez, Duvan Arley Velasco, aseguró que el personal de la policía nacional tan pronto se presentó la situación, se refugió en la estación desde dónde repelió el ataque, sobre la presencia del ejército nacional, indicó que en esta región no se cuenta con presencia del las fuerzas militares y aprovecho para solicitar al gobierno seccional y nacional atención y acompañamiento con la fuerza pública en la zona ante la presencia de grupos armados organizados residuales.

Las autoridades atribuyeron ese hostigamiento a la estructura Dagoberto Ramos de las disidencias de las farc que opera en esta zona del departamento del Cauca y que sería la responsable de varias acciones ejecutados en municipios como Toribío, Corinto, Santander de Quilichao y Caldono.

Despues de una hora de los hostigamientos, fue precisamente ese Grupo el que a través de un perfil de facebook anunció la realización de un paro armado y un plan pistola en este municipio del oriente caucano.

Las autoridades locales con el apoyo de la policía realizaron un consejo de seguridad para evaluar la situación y adoptar medidas especial que permitan atender el orden público en esta jurisdicción.

 

Los comentarios están cerrados.