Piden a Arzobispo liderar movilización por la Vida en el Cauca4 min read

7

El Presidente de la C de la Cámara de Representantes, Oscar Rodrigo Campo Hurtado dirigió una comunicación al Señor Arzobispo de Popayán, monseñor Omar Alberto Sánchez Cubillos solicitando que la iglesia en el Cauca, convoque a una gran movilización por el respeto a la vida, por el respeto a la mujer y por el respeto a la niñez en la región. Esa solicitud, según el Representante a la Cámara, se hace con el convencimiento que con el liderazgo del Señor Arzobispo de Popayán, bajo la legitimidad e independencia, se podrá llevar a cabo ese llamado y encontrar en la movilización de la ciudadanía, la manera más eficaz  y contundente de decirle a los violentos que  estaremos unidos y seremos más fuertes que el horror de sus acciones.

Indica la carta que reconociendo su labor al frente de la lglesia Católica, y su especial trabajo en el departamento del Cauca por la defensa de los derechos humanos, además de la búsqueda y Ilamado permanente por la paz, respetuosamente le pedimos como Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes, que sea usted y los demás miembros de la Arquidiócesis de Popayán, quienes convoquen una gran manifestación por el respeto a la vida, por el respeto a la mujer y por el respeto a la niñez en nuestra región.

Las cifras de víctimas de la violencia, que azotan al departamento nos tienen perplejos a los Caucanos, quienes con desespero tocamos puertas buscando detener lo que pareciera imparable, las masacres, los feminicídios, la deserción escolar, el reclutamiento y la pérdida de valores en una nueva cultura, que las mismas economías ilegales parecieran imponer.

La historia de violencia ha mostrado la tragedia y el dolor en esta región por décadas, pero el recrudecimiento de la violencia y el drama humano que se vive en muchos de los municipios del departamento, piden a gritos la intervención del Estado, que muestra con el inicio de la estrategia de la Paz Total, la cual ha dado inicio a diálogos con varios grupos al margen de la ley, además de la instalación de la mesa de negociación con el ELN; acciones que sin duda despiertan la esperanza de muchos colombianos, que como en el Cauca, padecen la zozobra, el miedo y el dolor diario que deja esta absurda violencia.

Agrega, que hoy más que nunca, necesitamos que sean convocadas las distintas expresiones de la sociedad Caucana; organizaciones comunales y sociales, sindicatos, gremios, padres de familia, academia, estudiantes, medios de comunicación, establecimiento público y demás grupos que estemos dispuestos a movilizarnos por el derecho a la vida, por el respeto por la mujer y por los derechos de los niños. Es urgente que podamos dar este mensaje a los violentos, que cesen la muerte, los feminicidios, y el arrebato de las escuelas de niños y jóvenes que son reclutados para trabajar en las economías ilegales.

Convencidos que bajo la legitimidad e independencia de su liderazgo esto se podrá llevar a cabo y encontrar así, en la movilización de la ciudadanía, la manera más eficaz y contundente de decirle a los violentos que estaremos unidos y seremos más fuertes que el horror de sus acciones.

No podemos dejar que las escenas de familias destrozadas, viudas, huérfanos y desplazados se nos vuelvan normales y nos hagan perder la sensibilidad, todo lo contrario, que cada pérdida, que cada duelo, que cada tristeza de un hermano caucano, nos dé sentido de urgencia para enlazarnos en una cadena tan fuerte que su peso se vuelva un mensaje inequívoco para los violentos.

Estamos todos a la espera del llamado de quien pueda convocarnos, y con la seguridad de no equivocarnos, sea usted Monseñor quien inicie con la “Gran Convocatoria Por la Vida en el Cauca”. Todos estaremos dispuestos a ayudar y a movilizarnos por La Paz, por detener con urgencia el horror de la muerte que azota a un departamento que dice iNo más!

Según el Representante a la Cámara, Oscar Campo, el Arzobispo de Popayán, mediante comunicación telefónica expresó su voluntad de atender ese llamado y solicitó la realización de una reunión de coordinación para determinar la organización de esa convocatoria.

Los comentarios están cerrados.